sábado, 9 de marzo de 2013

Todo cambia.

Conforme pasan los años y los días me doy cuenta que nada es eterno. Yo creo que la palabra siempre y la palabra nunca deberían de desaparecer del diccionario, porque nada es para siempre y del agua que dijiste que nunca beberías, cuando menos te lo esperes, beberás. Ni siquiera nosotros mismos somos conscientes de las cosas que podemos llegar a hacer en un momento determinado y en una situación novedosa. Por eso, he dejado de juzgarme y de juzgar, porque creo que si algo define a un ser humano son sus actos movidos por impulsos que a su vez son movidos por sentimientos, sentimientos incontrolables que, bajo mi punto de vista, dan sentido a nuestra vida. Da igual que sean sentimientos malos o buenos, todos son válidos porque todos ellos son los que nos guían en nuestra vida y no hay nada más verdadero que lo que te diga tu corazón para dar un paso hacia delante, siempre hacia delante. "Cuando comprendas que todo cambia y el por qué lo hace, entonces, llevarás las riendas de tu vida".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada